FRANCISCO GRAGERA

EL LEGADO DEL LOBO

 
 

Hace tal vez un millón de años que los primeros homínidos llegaron a Eurasia y comenzaron su coexistencia con el lobo. Un periodo largo y complicado, pero reconozcamos que fructífero. Durante siglos y siglos, hombres y lobos han peleado por las mismas presas y han sido mutuamente víctimas los unos de los otros. Pero, también, hace apenas unos milenios, el hombre domesticó al lobo, y ha utilizado a los primos carnales de éste, los perros, en su inmediato provecho, y no pocas veces en contra de sus propios ancestros salvajes.


Durante muchísimo tiempo, por tanto, hombres y lobos han vivido juntos y sufrido de parecidos problemas, ya que en una naturaleza difícil ambos eran, básicamente, cazadores y recolectores, y además estaban organizados socialmente. Más tarde, el primero comenzó a domeñar al mundo natural, y ello supuso que una parte de los segundos cambiara de bando. Había aparecido el perro, lobo en el mundo de los humanos. Esa relación del hombre ganadero y sus perros contra el lobo depredador también ha durado siglos, y si en algunas partes ha desaparecido lo ha hecho porque el lobo ha sido por completo eliminado.

 

Lengua:

CASTELLANO

Encuadernación:

Tapa dura laminada mate

Páginas:

262

Impresión:

Color y B/N

Contenido:

Textos Y fotografías

Medidas:

210x290 mm.